Psicopedagogía se encarga de estudiar, prevenir y corregir las dificultades que pudiesen presentar las personas en los procesos de aprendizaje, enfocándose en las potencialidades del niño independientemente de su coeficiente intelectual.

Dentro de los objetivos principales del apoyo psicopedagógico infantil podemos encontrar: nivelar los conocimientos básicos de los niños, reforzar aprendizajes de forma significativa, entregar estrategias de aprendizaje para potenciar el desarrollo y aprendizaje.